Los 8 estadios del Yoga

El Árbol del Yoga. Por B.K.S Iyengar


Que son los 8 estadios del Yoga de Patanjali?: El maestro B.K.S. Iyengar desde el principio de sus enseñanzas transmitio con facilidad la filosofía del Yoga de Patanjali expresados en los Yoga Sutras. Para ello utilizó la simbología de un árbol para explicar los ocho estadios o miembros del yoga (ashtanga yoga), expuestos en el Yoga Sutra II. 29. "yama niyama asanas pranayama pratyahara dharana dhyana samadhayah astau angani" que deben ser practicados y perfeccionados en su totalidad a fin de percibir el verdadero yo, el objetivo último del Yoga.

El árbol del yoga está compuesto de Raíz, Tronco, Ramas, Hojas, Savia, Corteza, Flores y Frutos, todos están integrados y forman el árbol, ese árbol es el Yoga y ninguno puede desarrollarse por separado, si es que quieres ver los frutos, deben practicarse todos en su integridad.
Para conocer el todo, se deben conocer también las partes. Estas partes o componentes del Árbol que equivalen a:

- Yamas, es la raíz.
- Niyamas, es el tronco.
- Asanas, son las ramas.
- Pranayamas, son las hojas.
- Pratyahara, es la corteza.
- Dharana, es la savia.
- Dhyana, son las flores.
- Samadhi, son los frutos.

1. YAMAS
La raíz del árbol es Yamas.
Son los principios éticos y morales universales para vivir en sociedad y que transcienden a toda creencia, país, edad y época, y deben practicarse con el pensamiento, lenguaje y acción, son 5: 

- Ahimnsa o no violencia, ni con uno mismo, ni con ningún ser vivo
- Satyam o veracidad. Ser sincero con uno mismo y con los demás
- Asteya o no robar, en un sentido más amplio que el que le damos a robar se puede entender como hallarse libre de avaricia, no aprovecharse de nada ni de nadie
- Bramacharya, moderación en todos tus actos
- Aparigraha o hallarse libre de codicia y de posesión mas allá de las propias necesidades. Recibir exactamente lo que es justo. No aferrase a bienes materiales ni a pensamientos o emociones.

El seguimiento de yamas, disciplina los 5 órganos de acción del yoga (brazos, piernas, boca, órganos de procreación y órganos de excreción), a su vez los órganos de acción controlan a los órganos de percepción y la mente. Yamas es por tanto la raíz de árbol del Yoga.

2. NIYAMAS
El tronco del árbol es comparable a los principios que componen Niyama. 
Son las normas de conducta a nivel de disciplina individual (nuestras actitudes hacia nosotros mismos) Completan los preceptos éticos que comienzan con los Yamas. Estas cualidades también deben ser practicados con la palabra, el pensamiento y la acción, y son cinco:

- Saucha o pureza. Limpieza interna, externa y del medioambiente donde vivimos
- Santosa o contentamiento, estar contento con lo que somos, hacemos y tenemos más allá del resultado de la acción y no poner el ojo en lo que falta, en la carencia
- Tapas o austeridad en todos tus actos
- Swadhyaya o el estudio del Sí - mismo.
- Ishwara Pranidhana es vivir constantemente tomando conciencia de la presencia divina. Ser concientes que somos parte de un plan mucho más amplio

Estos principios de Niyama controlan los órganos de percepción: Ojos, oídos, nariz, lengua y piel.
Yamas y niyamas controlan las pasiones y emociones, manteniendo al practicante en armonía con las personas de su entorno.

3. ASANAS
Las ramas del árbol son las asanas o posturas de yoga. 
Unas crecen largas, otras de lado, otras en zigzag, todas distintas pero con la misma función. Las asanas producen firmeza, salud y ligereza de los miembros de acción, proporcionando salud y un mayor equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu, armonizando las funciones físicas y fisiológicas del cuerpo, y evitando la inconstancia de la mente. El practicante conquista el cuerpo mediante la práctica de asanas y hace de él un vehículo adecuado para el espíritu.

Estos tres primeros estadios constituyen la búsqueda exterior (bahiranga sadhana) en el camino del yoga. En este primer nivel, permite que el sadhaka o practicante evolucione hasta estar en condiciones de proseguir con garantías a los siguientes estadios Pranayama y Pratyahara.

4. PRANAYAMAS
De las ramas nacen las hojas, que suministran el aire necesario para crear la energía que todo el árbol necesita. 
Las hojas conectan el exterior con el interior y en el yoga corresponde a la ciencia de la respiración. Pranayama, la regulación de la energía vital. Mediante el control y regulación de la respiración, el yogui desarrolla una mente estable, una solida fuerza de voluntad y un juicio firme, convirtiendo a la mente en un instrumento adecuado para la meditación.

5. PRATYAHARA
Las ramas y tronco del árbol se hayan cubiertas por una corteza, sin esta protección el árbol no podría desarrollarse. 
Esta cubierta preserva la energía que fluye dentro del árbol desde las hojas a la raíz. La corteza se corresponde con pratyahara (5º miembro), el viaje de los sentidos hacia dentro desde la piel hacia el núcleo del ser. Pratyahara es el control de los sentidos, es el repliegue y emancipación de la mente del dominio de los sentidos y de los objetos externos.

Pranayama y pratyahara, enseñanzan al practicante a regular la respiración para poder controlar la mente, que a su vez nos ayude a liberar los sentidos del deseo. Estos dos estadios del yoga es la búsqueda interior, (antaranga sadhana).

6. DHARANA
La savia del árbol se corresponde con dharana. 
La savia es el jugo que transporta la energía en su viaje hacia el interior conectando desde la última punta de las hojas a los extremos de la raíz, manteniendo firme el cuerpo y el intelecto. Dharana es la concentración en un solo punto. La experiencia de la unidad del ser desde la periferia hasta el centro, donde el observador y lo observado son uno, se alcanza así Dhyana, (la meditación)

7. DHYANA
Cuando la concentración se prolonga durante largo tiempo se convierte en dhyana "la meditación", que constituye la flor del árbol de yoga. 
Si el árbol está sano y el suministro de energía es excelente, brotan de él las flores.

8. SAMADHI
Por último, la flor se transforma en fruto, y el fruto es Samadhi. 
Al igual que la esencia del árbol se haya completa en el fruto, la esencia de la práctica del yoga está en Samadhi cuando el cuerpo, la mente y el alma se unen y se funden con la Conciencia Universal.
Estos tres últimos estadios, dharana, dhyana y samadhi llevan al yogui a lo más profundo de su alma. De su Sí mismo interior, es la búsqueda del alma (antaratma Sadhana). El estudio y práctica de los ocho miembros del yoga conduce a la purificación del cuerpo, de la mente y del intelecto, manteniendo viva la llama del conocimiento y despertando la objetividad y el discernimiento.

Patañjali es el fundador o Padre del Yoga (siglo III a.c) y creador de los "Yoga Sutras" (196 aforismos o sutras) que es el primer texto del Yoga y es considerado la base de esta milenaria disciplina. Los Yoga Sutras de Patañjali es reconocido por todas las escuelas de Yoga y fuente de todas las obras posteriores.

SEGUINOS EN INSTAGRAM!