OM



Mantra OM
La sílaba OM representa la vibración primordial de todo el Universo. OM, es la vibración original de donde proviene toda la creación. Es el mantra más poderoso de todos los mantras. Por medio de la repetición mental de la sílaba OM la mente se va volviendo cada vez más firme y estable, sus olas se calman y se deja traslucir el fondo del océano de paz y felicidad infinita o ANANDA. Sus vibraciones brindan un flujo positivo de vibraciones que se sienten en todo el cuerpo, estimulando particularmente la glándula hipófisis. 
En el sistema Yóguico este poderoso mantra o sonido místico es el BIJA o semilla del chakra Ajña y por medio de su repetición mental y la fijación de la mente en este chakra, es activado, quedando la mente suspendida. Las corrientes vitales dejan de funcionar de forma dual, se disuelve la ilusión de separatividad e individualidad. El Yogui se vuelve como una taza sumergida en el océano, llena por dentro y por fuera de agua. 

Los Mantras son sílabas o grupos de sílabas sin un significado o definición literal o específico. Contienen vibraciones muy altas que se repiten un determinado número de veces con un propósito específico, y por la frecuencia que producen, tienen el poder de enfocar la mente y motivar cambios.
A medida que repetimos y nos concentramos en un mantra, nuestra mente no tiene espacio ni tiempo para otros pensamientos y por ende, logramos relajarnos y meditar más profundamente. 
El principio de un mantra es el concepto básico de que el sonido es vibración y toda vibración a su vez genera energía y por lo tanto tiene la habilidad de generar cambio en el campo donde se introduce.
Los mantras pueden repetirse en voz alta o mentalmente y frecuentemente se usan junto otras herramientas de meditación.

¿De dónde vienen los mantras?
Se cree que los mantras se originaron en tradiciones védicas aunque desde la creación del lenguaje, las palabras han sido consideradas como poderes creadores o destructores. 
Si trabajamos con la intuición podemos también crear nuestros propios mantras, los que resuenan con nuestra esencia. La combinación de la vibración del sonido y la intención con la cual lo usamos hace que cualquier mantra sea poderoso y efectivo.
En el hinduismo también se trabaja con mantras raíz que representan una vibración específica de un objeto o forma material a la cual queremos acceder. Por ejemplo, cada chakra tiene un mantra asociado.
Para trabajar el chakra de la raíz, se usa el mantra Lam. El segundo chakra se trabaja con Vam. El tercer chakra resuena con Ram. El cuarto chakra responde a Yam. El quinto chakra corresponde a Ham. El tercer ojo vibra a la frecuencia de Om. El séptimo chakra se activa con cada una de las letras sánscritas pero frecuentemente se trabaja con el mantra Om.
También existen mantras que han sido invocados por gurús o se le atribuyen a maestros superiores, y que se utilizan a menudo en prácticas de meditación con intenciones específicas. Por ejemplo, Om Mani Padme Hum (mantra budista), se usa para calibrar nuestra esencia humana con la divina.

¿Cómo se usan los mantras?
Aunque los mantras ya establecidos están conformados a menudo por palabras con un significado ya otorgado, es importante que en la práctica no nos detengamos a racionalizar su significado, pues va en contra de la esencia de los mantras, que es despejar la mente de cualquier pensamiento.
En ceremonias hindúes, se trabaja con malas que son accesorios similares a un rosario, que tienen 108 cuentas para recitar este número de veces el mantra escogido u otorgado. Muchos de quienes practican disciplinadamente con mantras siguen esta tradición y trabajan con malas en sus ratos de meditación, usualmente en la mañana y tarde. Es frecuente encontrar la práctica de mantras en ciclos de 3 o múltiplos de 3, hasta 108.

MANTRAS: La palabra mantra proviene del sánscrito man, que significa mente, y tra, que tiene el sentido de protección, y también de instrumento. Los mantras son recursos para proteger a nuestra mente contra los ciclos improductivos de pensamiento y acción. Aparte de sus aspectos vibracionales benéficos, los mantras sirven para enfocar y sosegar la mente. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila

BHAJAN: Bhajan es el nombre que recibe, en sánscrito, una canción devocional en el Hinduismo. A este respecto, los bhajans pueden ser de formas diversas, variando en extensión, en contenido, en idioma, en ritmos y melodías, pero una regla se mantiene: Cada línea del bhajan es cantada por el líder y el resto de los presentes repiten las palabras, línea por línea. Swami Premananda dice: "El bhajan eleva la mente, en una dirección espiritual. El canto regular de bhajans crea un estado mental en quien canta en el que, por un corto período, se olvida del mundo, de sus problemas y confusión y se sumerge en pensamientos más elevados". 
  
KIRTAN: Un tipo especifico de bhajan es el llamado kirtan (o sankirtan), que en sánscrito quiere decir ‘repetir’. De hecho, en el kirtan también se repiten las líneas del canto, pero generalmente no hay un líder, sino que el canto es más bien colectivo. Puede que haya un guía inicial que marque el ritmo, pero luego todos los presentes se unen a lo que se convierte así en un canto espiritual colectivo. Paramahansa Yogananda, dice al respecto: "Los sankirtans, o reuniones musicales, son una forma efectiva del yoga o disciplina espiritual, que requieren una profunda concentración e intensa absorción en la raíz del pensamiento y del sonido". 

***
Maha Mrityunjaya Mantra 

El Mantra Maha Mrityunjaya restaura la salud y la felicidad en los individuos, vence el miedo a la muerte. Cuando el coraje y la determinación están bloqueados, este mantra se alza para vencer los obstáculos. Despierta la fuerza de la sanación, alcanzando lo más profundo del cuerpo físico y el mental.

Con este mantra uno es capaz de conquistar a todos los enemigos (ira, odio, celos, envidia y avaricia). Es la fuente de la longevidad, la salud, y el bienestar. Asumiendo diferentes formas y apariencias, el Mantra Maha Mrityunjaya, se extiende y penetra todo el universo, porque ese es el poder de su luz. De si surge toda protección física, mental, emocional y espiritual.

Maha Mrityunjaya Mantra
महामृत्युंजय मन्त्रः

Om tryambakam yajamahe 
ॐ त्र्यम्बकं यजामहे
sugandhim pushti-vardhanam
सुगन्धिं पुष्टिवर्धनम्
urvarukamiva bandhanan 
उर्वारुकमिव बन्धनान् 
mrityor mukshiya mamritat
मृत्योर्मुक्षीय मामृतात् ॥

ॐ aum (om): es la sílaba (sánscrita) sagrada que representa lo divino.
tryambakam: el que posee tres ojos.
yajāmahe: adorar, honrar, reverenciar.
sugandhim: fragancia, aroma.
pushti: nutrición óptima, próspero, prosperidad,  vida plena.
vardhanam: aquel que nutre, nutrir, fortalecer, mejorar la vida.
urvārukam-iva: como un melón o pepino, durazno.
bandhanān: nudo, amarre, “cautiverio”.
mrityor mukshiya: libre, libre de la muerte.
mamritat: esta palabra tiene muchas acepciones como: inmortalidad, néctar, “Libre de la muerte.”

PARA TENER EN CUENTA SOBRE LAS CLASES

En San Telmo Yoga optamos por un sistema libre de asistencias, quiere decir que cada alumno puede presentarse a tomar clases sin reserva previa, lo mismo si cambian o alternan sus horarios o necesitan recuperar clases (siempre dentro de los 30 días). Esto implica que nunca sabemos cuantos alumnos concurrirán a las mismas. Por eso recomendamos asistir 10 minutos antes. Si remotamente la sala se llenara, aquellos que lleguen tarde o sobre la hora quedarán fuera de clase. Pudiendo recuperar cualquier otro día. Agradecemos la comprensión. Toda la información está detallada en la web. Si te quedan dudas: info@santelmoyoga.com