Saludo al Sol


El saludo al Sol, o Surya Namaskar en sánscrito, no es una postura en si misma. 
Es una secuencia (vinyasa) de 12 posturas que se realizan en un ejercicio continuo. 
Se practica de forma repetitiva en una misma clase coordinando cada movimiento con la respiración,
generando calor interno y purificando todo el cuerpo.  
Estimula y desintoxica los sistemas inmunológicos, endócrino, nervioso y cardiorespiratorio. 
Fortalece y da flexibilidad a todo el cuerpo, preparándolo para la práctica (sadhana) de ásanas.
Es una práctica de yoga en si misma que sirve para practicar diariamente. 
Para los Indúes el Sol es símbolo de salud e inmortalidad. 
Antiguamente según la tradición, se realizaba al amanecer de cara al sol naciente,
con una actitud devocional y se repetía 108 veces.