"Rid your body of its impurities, let your speech be true and sweet, feel friendship for the world and with humility seek wealth and knowledge". Krishnamacharya.

PAULA BIO


Deportista desde temprana edad hasta los 25 años, donde una lesión y mi carrera terciaria me alejan de aquella pasión que ha forjado tanto mis valores como mi carácter. Siempre en la búsqueda de una disciplina que me brinde lo que en su momento me dio el deporte, por fin tengo mi primer contacto con el yoga, hace 20 años atrás, siendo ya diseñadora gráfica. Ahí comienzo con disciplina y regularidad a incorporar la práctica a mi vida diaria. En aquellas clases es donde encuentro el equilibrio y la paz mental que no había encontrado en ninguna otra actividad, ni física ni terapeútica y decido entonces cambiar el rumbo y formarme como Profesora de Yoga, disciplina que ahora enseño desde hace 15 años y ha cambiado mi vida por completo. 

A comienzos del 2015 la continua búsqueda interna y mis ansias de viajar y descubrir el mundo me llevan por primera vez a la India, donde asiento mis estudios y me especializo en Hatha Yoga y en Meditación; y donde encuentro a mis queridos Maestros. 

Durante 5 años (entre el 2012 y el 2017) he viajado cada 6 meses a Los Angeles, California; profundizando mi práctica de Vinyasa Yoga. A lo largo de estos años y en diversos momentos, he practicado también Sivananda Yoga, Ashtanga Yoga y el método Iyengar y eso me ha brindado diferentes y valiosas herramientas, tanto para mí como para transmitir a mis alumnos. 

Desde hace 2 años mi práctica personal es Iyengar Yoga, que decido volver a abordar luego de una nueva lesión en la parte baja de la espalda, y que gracias a la guía de mi maestra y mi kinesiólogo logro increíbles resultados. 

La práctica que comparto en mis clases, es una integración de los estilos mencionados anteriormente, tratanto de tomar lo que considero más eficiente de cada uno de ellos en relación a los practicantes que asisten. Dichos estilos, cada uno, forman parte de lo considerado "Hatha Yoga" (la práctica física del Yoga).

A través de los años y hasta el presente asisto a diferentes workshops, retiros y festivales con reconocidos profesores y con mis maestros, tanto en Buenos Aires y Jujuy en Argentina; como alrededor del mundo (Barcelona, Bali, Rishikesh) y tanto ellos como mis alumnos han alimentado mi búsqueda, inspirándome a continuar en este camino. 

Estudiante de Vedanta Advaita en el linaje de Swami Dayananda. 

En noviembre de 2019 vuelvo a India a reecontrarme con mis profesores y maestros y en febrero de 2020 realizo junto a Virginia Romero el primer viaje a India grupal con alumnos de San Telmo Yoga.

Durante la Pandemia he dado clases online todos los días y al aire libre en el Parque Lezama y Puerto Madero. También Retiros de un día en Parque Leloir y en el Delta de Tigre y desde febrero de 2021 he vuelto a las clases presenciales en Bolivar y Humberto Primo en el histórico barrio de San Telmo. En la actualidad solo doy clases en esta modalidad. 

Hace 15 años fundo San Telmo Yoga. Mi compromiso es transmitir una vida de Yoga,  ser conscientes que Yoga no es sólo la práctica física de ásanas. Para alcanzar sus beneficios debemos practicar los principios éticos tanto individualmente como para vivir en sociedad, llevar una vida de valores y acercarnos al autoconocimiento. 
Agradecida de poder transmitir esta bellísima disciplina.